San Arnoldo Janssen

“La gratitud para con Dios debe ser la base de nuestra comunicación con Él”

“Confiamos tanto más en Dios, cuanto más adverso sea el problema”

“Dios seguramente proveerá en el momento oportuno”

“La humildad es la luz en las perplejidades y peligros de la vida”

“Dios ama a los que hasta en los sufrimientos le agradecen”

“Si invocáramos siempre al Espíritu Santo, Él daría otro rumbo a los acontecimientos del mundo”

“Hago todo de la mejor manera posible; el resto debe hacerlo el buen Dios”

“Todo es posible por el poder de la gracia del Espíritu Santo”

“El misionero no es la luz, sino aquel que revela a la Luz: Cristo”

“La mejor forma de amar es agradecer”

“El que reza, ata la tierra al cielo”

“Recurramos siempre a la oración, la llave de todas las gracias”

“¡Viva Dios Uno y Trino en nuestros corazones y en los corazones de todos los hombres y mujeres!”

“En la vocación, la voz de Dios habla al corazón humano”

“El buen Dios entregó a su Madre la llave de su Corazón Divino”

“El verdadero amor y la auténtica confianza son la base de todo buen trabajo en equipo”

“Paciencia y humildad son las dos llaves que nos abren el corazón de Dios y los corazones de los hombres”

“Tras los esfuerzos, sufrimientos y apuros, la hora de la alegría y recompensa llegará”

“Si no puedes levantar una roca, déjala en su lugar hasta que obtengas ayuda”

“No las oraciones extensas, sino las acciones generosas son las que llegan al corazón de Dios”

“La persona feliz es fuerte en su amor por los otros”

“El anuncio del Evangelio es la expresión más sublime del amor al prójimo”

“Una buena abeja sabe convertir cualquier cosa en dulce miel. El crítico, por lo contrario, convierte aún el vino dulce en vinagre”

“Andar con la cara triste y descontenta no es señal de perfección, debemos esforzarnos por aprender a ser amables por amor a Dios”

“Nadie puede volar más alto de lo que le permiten sus alas. Por eso, ¡una cosa después de la otra!”

San José Freinademetz

“El amor es el único lenguaje que comprenden todos los hombres”

“El mejor lugar del mundo será siempre aquel en el cual Dios me quiera”

“La obligación del misionero es sencillamente dar testimonio de Jesucristo…y sembrar la buena semilla”

“Una familia verdaderamente cristiana es lo más maravilloso del mundo”

“El Espíritu Santo es el gran padre del amor”

“La oración es nuestra fuerza, nuestra espada, nuestro consuelo y la llave que abre la puerta del paraíso”

“Llegar a ser misionero no es un sacrificio que hago, sino una gracia que Dios me otorga”

“No hay nada más hermoso ni más grande en el cielo o en la tierra que la santa voluntad de Dios”

“No perdamos el coraje y estemos siempre de buen humor”

“Nuestra fe es la estrella que brilla e ilumina la oscura noche de este mundo”

“Rezad siempre más y más a Dios y a la Santísima Virgen para que os bendigan y bendigan también nuestras fatigas”

“He rogado y rezado para que Cristo tome realmente forma en nosotros, ésta es y será siempre mi oración”

“Los caminos que Dios nos tiene reservados son cosas sagradas”

“Lo poco que nosotros hacemos es nada en comparación con lo que hizo el buen Dios por nosotros”

Somos extranjeros en la tierra, nuestra verdadera patria, nuestra casa paterna, está en el cielo”

“La desesperación es una grave enfermedad que implica falta de fe”