Colegio del Verbo Divino

Querida comunidad del CVD:

Al comenzar marzo, que coincide con el retorno a clases, quiero, en primer lugar, saludarles y dar la bienvenida al colegio a los alumnos y a sus familias. Los funcionarios ya habían llegado durante febrero a trabajar en planificación y preparación de los últimos detalles.

Nuestro Colegio tiene un máximo de 150 alumnos por generación y son 14 niveles, desde Prekínder hasta 4° Medio. A plena capacidad tendríamos 2100 alumnos cada año. Debido a la pandemia hay restricciones de aforo (distancia de 1,5 metros entre cada alumno) por lo que vendrán en forma presencial con cursos completos sólo los cuatro niveles de alumnos más pequeños (divididos en dos aulas, con una profesora cada uno) y el nivel de 4° Medio (en aulas más grandes), lo que suma 150×5=750 alumnos. Los nueve niveles restantes, de III Básico a 3° Medio, vendrán por turnos, la mitad del curso en forma presencial y la otra mitad participando desde su casa en forma telemática.

Tendremos en forma presencial, de esos 9 niveles, a un máximo de 150×9/2=675 alumnos. Habría, por tanto, cada día un máximo de 1425 alumnos en forma presencial en el Colegio, es decir, dos tercios del total, mientras continuemos en esta fase 3 del plan Paso a Paso, o estemos en fases superiores.

Habilitar 20 aulas más, poner cámaras, micrófonos y otros artefactos en cada sala del Colegio ha implicado una inversión importante. Se ha ampliado la cobertura de WiFi y se han mejorado los contratos con las empresas proveedoras de internet para tener más velocidad, no sólo para recibir información, sino, especialmente, para transmitirla. Hemos debido contratar más profesores. Y no hemos subido el valor de la colegiatura, que se ha mantenido en pesos (en algunos colegios también se ha mantenido, pero cobran en UF). Han sido grandes esfuerzos, con el objetivo de asegurar que todos los alumnos sigan aprendiendo, pero sin poner más cargas a los apoderados, porque sabemos que a casi todos les ha afectado mucho la crisis económica debida a la pandemia.

Debemos seguir siendo precavidos porque el número de contagios, que parecía ir bajando, tuvo un repunte el jueves 24 de febrero. Puede que los números sean malos al comenzar marzo, especialmente en las grandes ciudades. Agradecemos a Dios y a las autoridades que nuestro país tenga suficiente cantidad de vacunas lo que nos da la esperanza de poder volver a clases presenciales para todo el alumnado en pocos meses más. Por mientras, estamos con este sistema híbrido para los alumnos de III Básico a 3° Medio, que no es el ideal, pero creemos que es lo mejor para esta situación.

Les recuerdo dos temas religiosos. Este es un año dedicado a San José, el padre adoptivo de Jesús. Les invito a leer y meditar la carta apostólica del Papa Francisco Patris Corde. El segundo punto es que, desde el miércoles de ceniza, que cayó este año el 17 de febrero, estamos en cuaresma, tiempo de penitencia, que nos ayuda a prepararnos a la Semana Santa, que este año va del 28 de marzo (Domingo de Ramos) al 4 de abril (Domingo de Pascua de Resurrección). Los invito a confesarse, ir a misa, en lo posible en forma presencial, hacer las tradicionales prácticas de piedad (ayuno, limosna y oración) y, especialmente, a hacer la caridad con quien la necesite.

Dios bendiga a nuestra comunidad durante este nuevo año académico, dirija la historia de nuestro país en este año tan crucial para Chile, en que tenemos muchas elecciones clave, y ayude a toda la humanidad a derrotar la pandemia del COVID-19.

Unidos fraternalmente en el Verbo Divino,

Sergio Edwards V.,
Rector

 


Podcast del Evangelio «Palabra de Dios»

Todos los domingos, en la Radio Agricultura, El Padre Sergio Edwards V. svd., comenta el evangelio. Para acceder a los podcasts, haga clic aquí

+ EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN MARCOS 9, 2-10 –

“Se preguntaban qué significaría ‘resucitar de entre los muertos’”

Jesús tomó a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó a ellos solos a un monte elevado. Allí se transfiguró en presencia de ellos. Sus vestiduras se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo podría blanquearlas. Y se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.
Pedro dijo a Jesús: “Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. Pedro no sabía qué decir, porque estaban llenos de temor.
Entonces una nube los cubrió con su sombra, y salió de ella una voz: “Este es mi Hijo muy querido, escúchenlo”.
De pronto miraron a su alrededor y no vieron a nadie, sino a Jesús solo con ellos.
Mientras bajaban del monte, Jesús les prohibió contar lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos cumplieron esta orden, pero se preguntaban qué significaría “resucitar de entre los muertos”.

Cerrar menú