Colegio del Verbo Divino

La Palabra del día de hoy pone en el centro el deseo amoroso de Dios para con sus hijos: que todos recibamos la vida eterna. Él quiere que todos obtengamos la salvación por medio de la entrega de su Hijo Amado, que es la expresión más grande del Amor. La fe nos lleva a aceptar que Dios no es un juez sino un Padre Misericordioso que espera pacientemente la respuesta de amor de sus hijos. Es por ello que la Iglesia, en este día, nos invita a profundizar y celebrar el gran Misterio de Dios: “creemos que Dios es Amor, y que siendo el Amor se nos comunicó como Padre, Hijo y Espíritu Santo”. En la medida que permanezcamos en el amor, permanecemos en Dios.

Misa de la Santísima Trinidad

Cerrar menú