Responsive Image
El objetivo de la presentación es “alivianar la carga de lo que ha sido este tiempo difícil de pandemia y animar a toda la comunidad a mirar la vida con optimismo y alegría".

La canción elegida pertenece al cantautor argentino Fito Páez y fue parte del Álbum "El amor después del amor" cuyo lanzamiento se realizó el 1 de junio 1992.
 
De acuerdo con la directora de coro y profesora de música, Laura Guerrero, el tema hace referencia a aquellos estados de ánimo en que las personas sienten que todo va muy rápido y que ni siquiera tienen tiempo para pensar, cuando se involucran en situaciones no deseadas y se dan cuenta de que no han hecho nada por su propia vida.

Agrega que, generalmente, cuando el artista argentino interpreta la canción en vivo, anima al público a tomar sus chaquetas y hacerlas girar. Por eso, los niños repiten el mismo gesto en el video.

Laura Guerrero también hace hincapié en algunas frases propias del tema: "Quiero dejar una suerte de señal, si un corazón triste pudo ver la luz, si hice más liviano el peso de tu cruz, nada más importa en esta vida". 

Cabe destacar que el profesor Óscar Aravena Saavedra estuvo a cargo del audio del video, mientras que la edición pertenece a Miguel Valdés Gili. La producción artística, en tanto, fue obra de Mónica Gili Canadell. ¡Felicitaciones a todos!


Iniciativas Verbitas