Responsive Image
A los 94 años de edad, falleció este domingo 3 de octubre, el Cardenal Jorge Medina Estévez, exalumno del Liceo Alemán de Santiago de la Congregación del Verbo Divino, quien fuera obispo de Rancagua y de Valparaíso, además de trabajar en el Vaticano como prefecto de la Congregación al Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

El fallecimiento de Monseñor Medina ocurrió este domingo 3 de octubre en Santiago. Su velatorio se está desarrollando en la Parroquia La Transfiguración del Señor, ubicada en Las Condes, y su Misa Funeral se realizará este lunes 4 de octubre a las 14:00 h, en la Catedral Metropolitana de Santiago.

Monseñor Jorge Medina Estévez nació el 23 de diciembre de 1926 en Santiago de Chile. Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Liceo Alemán de Santiago, de la Congregación del Verbo Divino. Antes de ingresar al seminario asistió a la facultad de derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Obtuvo el bachillerato en Artes y Biología.

Fue ordenado sacerdote el 12 de junio de 1954. Fue miembro de la facultad del Seminario Mayor de Santiago de Chile. Asistió al Concilio Vaticano II, de 1962 a 1965, como perito. Fue  pro-gran canciller de la Universidad Católica de Santiago; y canónigo penitenciario de la Catedral Metropolitana de Santiago.

El Papa Juan Pablo II lo eligió obispo titular de Tibili y auxiliar de Rancagua, el 18 de diciembre de 1984. Fue consagrado obispo el 6 de enero de 1985, en el Vaticano, por el Papa Juan Pablo II. Trasladado a la sede de Rancagua el 25 de noviembre de 1987, y a la sede de Valparaíso, el 16 de abril de 1993.

Fue creado cardenal diácono, el 21 de febrero de 1998; fue nombrado Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el 23 de febrero de 1998. El 24 de febrero de 2005 fue nombrado Protodiácono del Colegio Cardenalicio. Participó en el Cónclave del 18 al 19 de abril de 2005. Como Cardenal Protodiácono, anunció el nombre del recién electo Benedicto XVI y en la ceremonia de iniciación de su pontificado le impuso el palio arzobispal, el 24 de abril de 2005.

Fue autor de numerosas obras: libros, folletos teológico-pastorales y artículos sobre temas eclesiológicos, de espiritualidad y derecho canónico.

Descanse en paz. Dios lo tenga a su lado

Fuente: Conferencia Episcopal de Chile


Iniciativas Verbitas