JS Slider

Verbo Innova

 

El mundo actual presenta continuas transformaciones a las cuales la educación debe hacer frente y como Colegio nos hemos propuesto implementar diversas innovaciones pedagógicas, a fin de seguir generando oportunidades que permitan a nuestros estudiantes tener experiencias de aprendizaje integral que pongan en juego sus múltiples inteligencias, habilidades y valores para convertirse en personas comprometidas con la realidad.

Estas metodologías de aprendizaje, basadas en modelos como el Aprendizaje Cooperativo, Vida Equilibrada con Sentido y Sabiduría (VESS), EntusiasMAT y Progrentis, están orientadas hacia el protagonismo del alumno respecto de su proceso de aprendizaje, permitiéndole adquirir las competencias necesarias para su futuro, a partir del buen uso de la tecnología, el trabajo colaborativo y la creatividad, aspectos que inciden en la transformación del mundo que le rodea.

Sin duda, la implementación de estos nuevos métodos ha modificado el lugar que, ustedes como formadores, ocupan en el aula y los ha llevado a dar pasos fundamentales en el conocimiento profundo de sí mismos como profesionales de la educación, así como de sus colegas.

Y es que rol y compromiso que ustedes mantienen con la enseñanza en el Colegio del Verbo Divino es la clave del éxito en la aplicación de estas nuevas modalidades, ya que ustedes son los que crean el escenario perfecto para que suceda el hecho educativo por excelencia: que los estudiantes se motiven por aprender, se apasionen por descubrir junto a sus compañeros, y que “aprendan a aprender”.

Como Colegio nos encontramos en una búsqueda constante de nuevas metodologías, que nos impulsen a lograr aprendizajes integrales en todos nuestros estudiantes.

 

VESS es un Modelo Educativo visionario que, de una manera ecléctica, reúne las mejores ideas de múltiples enfoques e investigaciones educativas del mundo y las integra con el propósito claro, de formar individuos balanceados, que viven con propósito y añaden valor a las situaciones que enfrentan. Es una realidad que impacta individuos y transforma sociedades.
 
El Modelo VESS se apoya en el Pensamiento como Estrategia Pedagógica (PEP). Este Modelo entiende que la vida escolar debe trascender el aprendizaje de contenidos académicos y comprende que para lograr impacto pedagógico se debe construir una Cultura de Pensamiento VESS en las instituciones educativas.

VESS surge de la pasión por la educación y la necesidad de transformar la sociedad, reflexionando sobre cuál es la mejor manera de generar impacto. Pensamos en un modelo educativo y filosófico que tiene como base formar individuos con los conocimientos, las habilidades y las disposiciones para vivir vidas en equilibrio con otros y su entorno, con sentido y propósito y con sabiduría, capaces de añadir valor. Personas que se adaptan y responden a un mundo en permanente evolución.

El objetivo es construir una Cultura de Pensamiento en la que se valore y promueva la autonomía, para que cada individuo logre una Vida Equilibrada, con Sentido y Sabiduría.
 

 

 

El método Progrentis es una herramienta digital online de entrenamiento ocular y cerebral que a través del juego pretende mejorar la velocidad y la comprensión lectora.

Desarrolla el pensamiento creativo, elevando los niveles de comprensión lectora y enseñando a buscar y filtrar de mejor manera la información disponible en internet. El pensamiento creativo es la capacidad de generar, a partir del correcto uso de la información, nuevas ideas que llenan una necesidad.

Progrentis se basa en dos fundamentos:

•    Aprendizaje adaptativo: usar la tecnología para adaptar el aprendizaje a las necesidades únicas de cada alumno.

•    Gamificación: aprender en un ambiente lúdico que provoca una mejor conexión con el alumno.
 

EntusiasMAT es una propuesta didáctica-pedagógica cuyo objetivo es enseñar y acercar a los estudiantes el aprendizaje numérico de una manera contextualizada y adaptada a la realidad. Un proyecto que incorpora las Inteligencias Múltiples y las competencias básicas. 

Los alumnos adquieren los conceptos con diferentes maneras de trabajar para crear actitudes, habilidades y comportamientos que les ayudan a resolver situaciones de la vida diaria. El objetivo es que sean capaces de analizar y solucionar problemas matemáticos en un contexto particular y que utilicen todos sus recursos para resolverlos y pasar de un pensamiento concreto a uno abstracto. 

Desde un principio se trabajan todos los conceptos matemáticos: estadística, funciones, probabilidad y muchos otros, los cuales se asimilan jugando, en escenarios que facilitan la motivación y entusiasmo de los niños. Sobre todo, se utiliza la manipulación, observación y la experimentación. 

Para practicar los conceptos aprendidos, las educadoras utilizan un estuche con materiales especiales para que los estudiantes puedan interiorizar mejor los contenidos, explicando lo aprendido sin miedo a equivocarse.

Cabe destacar que este método es de carácter cíclico y fomenta el aprendizaje cooperativo.

Las clases se organizan de una manera concreta. Para empezar, se realizan actividades de cálculo mental y los problemas. A continuación, viene la fase “Enseñando-Aprendiendo”, en la que se realizan actividades de demostración, seguimiento de patrones, juegos de cubos y otros. En los últimos cinco minutos hay una actividad breve como conclusión del tema, así los niños reflexionan sobre lo aprendido en clase.
 

El aprendizaje cooperativo es un concepto diferente del proceso de enseñanza y aprendizaje. Se refiere a un grupo de procedimientos de enseñanza que parten de la organización de la clase en pequeños grupos mixtos y heterogéneos donde los alumnos trabajan conjuntamente de forma coordinada entre sí para resolver tareas académicas y profundizar en su propio aprendizaje.

Se trata de un método de aprendizaje no competitivo ni idealista como lo es el método tradicional, sino de un mecanismo colaborador que pretende desarrollar hábitos de trabajo en equipo, la solidaridad entre compañeros, y la intervención autónoma del alumnado en el proceso de aprendizaje. 

Esta forma de trabajo debe cumplir siempre con las siguientes características:

•    La organización de la clase en pequeños grupos mixtos y heterogéneos donde los alumnos trabajan conjuntamente de forma coordinada entre sí.

•    Los objetivos de los participantes deben estar estrechamente vinculados, de tal manera que cada uno de ellos sólo puede alcanzar sus objetivos si, y sólo si, los demás consiguen alcanzar los suyos.

•    Debe tratarse de un sistema de interacciones cuidadosamente diseñado que organiza e induce la influencia recíproca entre los integrantes de un equipo.